Cómo instalar un enchufe empotrado sin olvidar un solo detalle

Instalar un enchufe empotrado es una labor sencilla si se cuenta con ciertos conocimientos y se toman algunas precauciones imprescindibles. Se trata de una labor que conviene conocer porque, en una casa, es muy habitual tener que realizarla, o bien porque el actual enchufe estaba deteriorado o no funcionaba de forma correcta, o bien por razones estéticas. En todo caso, seguir estas sencillas instrucciones sobre cómo cambiar un enchufe nos servirá para agilizar el proceso y salir de las dudas que puedan surgir sobre la marcha.

Hay que recordar que existen dos tipos de montaje de base de enchufe; el montaje en superficie y el montaje empotrado, que es el que nos ocupa en este texto.

 

La seguridad, primordial

Por razones de seguridad, es imprescindible desconectar la protección magnetotérmica o el diferencial antes de comenzar a instalar un enchufe. También es necesario comprobar, a ser posible con un tester, que no hay corriente. Si no cuenta con este dispositivo se pueden emplear otros aparatos de medida de tensión.


instalar un enchufe.png

Instalación en siete pasos  

Podemos dividir la maniobra de instalación del enchufe empotrado en los siguientes siete pasos:

  1. Antes de comenzar la instalación del enchufe empotrado en la pared debemos contar con un cajetín universal ya colocado antes en la pared. Si la pared es de pladur, debe estar colocado un cajetín de estas características.
  2. Buscamos los cables y los extraemos. Aunque los colores son variables, en la mayoría de las ocasiones serán de los siguientes colores; negro, marrón o gris para la fase activa; azul para el neutro y amarillo-verde para tierra.
  3. Pelamos la funda de cable entre 10 y 20mm. Este paso es necesario para efectuar la conexión. La extensión varía en función de la base que se utilice. Existe cierto peligro en el caso de que pelemos más extensión de la funda del cable, ya que podríamos dejar cables fuera de la conexión, con el consiguiente peligro de que se generen falsos contactos.
  4. Procedemos a la conexión de los cables. Lo habitual es que el mecanismo cuente con tres conexiones, o dos en el caso de bases de enchufe que no poseen toma de tierra.
  • Neutro (normalmente marcada con una N).
  • Fase (normalmente marcada con una F).
  • Toma de tierra.

    En casi todos los casos, los puntos de conexión suelen formar un triángulo y la toma de tierra suele ir abajo o entre el neutro y la base. Mientras que las tomas para neutro y fase pueden intercambiarse, la toma de tierra es fija.
5. Cuando los cables quedan conectados eléctricamente, el mecanismo se sujeta al cajetín empotrado en la pared con los tornillos laterales.
6. Colocamos el marco embellecedor, que suele tener una patillas que encajan en el mecanismo. Después se coloca la tapa, que será donde irá el enchufe.
7. Conectamos el diferencial o la protección magnetotérmica para dar tensión al mecanismo y comprobamos con el tester o con un medidor de tensión la corriente. Una vez conectada la electricidad, hay que comprobar que todo funciona de forma correcta enchufando algo al dispositivo.
 

Posts relacionados:

Para saber más te recomendamos esta guía gratuita:

Descarga la guía gratuita sobre bases de enchufe