Cómo cambiar un enchufe de sitio de forma sencilla

­cambiar un enchufe de sitio

Un cambio en la distribución de alguna estancia de nuestro hogar puede hacer que un enchufe que antes usábamos a menudo quede ahora oculto detrás de algún mueble o sofá. Una situación que ocurre más veces de las que se cree, pero que se puede solucionar de forma sencilla si sabemos cómo cambiar un enchufe de sitio. En este post vamos a mostrarte cuáles son los diferentes pasos que conlleva este procedimiento, aunque te recomendamos que también tengas presente cuáles son los errores que debes evitar al sacar un enchufe de otro.

Mide y planifica antes de empezar

Para cambiar un enchufe de sitio y hacerlo de forma limpia es imprescindible que planifiques dónde quieres colocar ahora el enchufe. Valora las diferentes opciones en función de los electrodomésticos, lámparas y otros elementos que necesitan conectar a la corriente eléctrica. Utiliza un metro para medir distancias y ten a mano un lápiz para tomar pequeñas referencias en la pared. En cuanto a las herramientas que vas a necesitar, bastará con una caja de enchufe de superficie (lo que evitará que tengamos que recurrir a una roza), un detector de metales doméstico, un taladro con una broca de widia, tacos de nylon, tirafondos, tijeras de electricista para cables y una canaleta.

Haz click aquí para conseguir la Guía Gratuita sobre  Mecanismos y bases de enchufes Simon de última generación

Señalamos los puntos de fijación

Cuando adquiramos la caja de enchufe deberemos asegurarnos de que tiene toma de tierra. Este tipo de cajas se distinguen con facilidad porque cuentan con dos capas metálicas enfrentadas. Extraemos el mecanismo de la caja, colocamos la base en la parte de la pared en la que vamos a colocar el nuevo enchufe y, con el lápiz, marcamos los puntos en los que va a ir fijado.

Orificios en la pared

El taladro en posición de percusión nos permitirá realizar los agujeros que necesitamos para colocar el nuevo enchufe en la pared. Debemos elegir una broca que tenga el diámetro adecuado y sea del tipo widia. Antes de realizar las perforaciones en la pared en el punto en el que queremos ­cambiar el enchufe de sitio, es necesario pasar por el lugar un detector de metales doméstico. Apenas nos llevará tiempo y es la única forma de asegurarnos de que no vamos a romper ninguna tubería o cable. El siguiente paso es el de introducir, con pequeños golpes de martillo, los tacos de nylon. Después situamos la caja de enchufe y usamos los tirafondos para que se fije del todo.

El turno para los cables

Hasta ahora todas las tareas que hemos realizado han sido bastante sencillas, algo que no tiene por qué cambiar cuando comenzamos a manipular los cables. Debemos comprar uno con la potencia adecuada al uso que vayamos a darle y, con las tijeras de electricista, pelar la punta del cable. Procederemos al embornado de los hilos de cobre, que en función de su polaridad iremos introduciendo en el mecanismo del enchufe nuevo. Atornillamos el mecanismo en la caja y colocamos cubriendo todo ello la tapa, que es la parte que queda a la vista.

Las canaletas, mucho más que estética

Las canaletas para cables son un extraordinario recurso para muchas operaciones en el hogar en las que hay que mover cables de una parte a otra, como cambiar un enchufe de sitio. Además de recoger los cables y ocultarlos a la vista, lo que tiene un innegable valor estético, evita que podamos enredarnos o tropezarnos con ellos, además de impedir que se dañen. En este caso podemos utilizar unas canaletas que colocaremos por encima del zócalo. Éstas pueden ser autoadhesivas o fijarse con silicona, cola o incluso tornillos. Si quieres saber más sobre canaletas puedes hacerlo en este post sobre la instalación de una canaleta para cables en 10 pasos. El último paso que debes dar, una vez pasado el cable por la canaleta, es el de añadir un enchufe final, que irá colocado en la antigua caja.

Posts relacionados:

Para saber más te recomendamos esta guía gratuita:

New call-to-action